Inicio arrow ¿Qué es el TDAH? arrow Diagnostico y Tratamiento
Diagnostico y Tratamiento

El Diagnóstico
No hay una sola prueba que diagnostique el TDA/H. Por consiguiente, se necesita una evaluación abarcadora para establecer el diagnóstico, para rechazar otras causas y para determinar la presencia o ausencia de condiciones coexistentes. Tal evaluación debe incluir una evaluación clínica del funcionamiento y nivel de desarrollo del individuo en el área académica, social y emocional. Se debe obtener un historial cuidadoso de los padres, de los maestros y, cuando sea apropiado, del propio niño. Frecuentemente, los clínicos usan hojas de cotejo para evaluar los síntomas del TDA/H y para descartar otras incapacidades.

Las Causas

De acuerdo con un estudio de la AMA de junio del 1997, “el TDA/H es uno de los trastornos mejor estudiados en la medicina, y los datos generales acerca de su validez son más convincentes, por mucho, que aquellos de la mayoría de los trastornos mentales y aún de muchas condiciones médicas”. Al presente, la mayor parte de la investigación sugiere una base neurobiológica. Dado que el TDA/H ocurre en familias, la herencia parece ser un factor importante. A pesar de que no existe una prueba diagnóstica para el TDA/H, la Declaración de Consenso del Instituto Nacional de Salud del 1998 concluye, “hay evidencia que apoya la validez del trastorno.”

TDAH en cada etapa de la vida y padecimientos asociados

Los jovencitos con el TDA/H frecuentemente experimentan un retraso de dos a cuatro años en el desarrollo, lo cual les hace parecer menos maduros y responsables que sus compañeros.

Los adolescentes con el TDA/H representan un reto especial. Durante estos años, las demandas académicas y de organización aumentan. Además, estos jóvenes impulsivos enfrentan los asuntos típicos de la adolescencia: descubrir su identidad, establecer independencia, lidiar con la presión de los compañeros, exposición a drogas ilegales, sexualidad emergente y los retos de conducir un vehículo de motor.

Recientemente, los déficits en las funciones ejecutivas han emergido como factores centrales que impactan el éxito académico, vocacional y laboral. El término funciones ejecutivas se refiere a una “variedad de funciones dentro del cerebro que activan, organizan, integran y manejan otras funciones”. Algunas preocupaciones importantes incluyen los déficits en la memoria de trabajo  (memoria de información reciente) y en la habilidad de planificar para el futuro.

A pesar de que los individuos con el trastorno pueden ser muy exitosos en la vida. Pueden haber consecuencias serias para las personas con TDA/H que no reciben tratamiento o que reciben tratamiento inadecuado. Estas consecuencias pueden incluir una autoestima empobrecida, fracaso social y académico, nivel de rendimiento por debajo de lo esperado en el trabajo y un posible aumento en el riesgo posterior de exhibir conducta antisocial y criminal. La identificación y el tratamiento tempranos son extremadamente importantes.
Tratamiento Multimodal
Así que el tratamiento del TDA/H en los niños con frecuencia requiere intervención médica, educativa, conductual y psicológica. Este acercamiento abarcador al tratamiento se llama “multimodal” y frecuentemente incluye:
• Adiestramiento a los padres
• Estrategias conductuales de intervención
• Un programa educativo apropiado
• Educación acerca del TDA/H
• Consejería individual y familiar
• Medicación, cuando se requiera
La investigación proveniente del Estudio Multimodal de Tratamiento del TDA/H, auspiciado por el Instituto Nacional de Salud Mental, encontraron que los niños que reciben medicación, sola o en combinación con un tratamiento conductual, mostraron una mejoría significativa en su conducta y en su trabajo académico, en adición a mejores relaciones con sus compañeros de clase y sus familias.
Pueden requerir una ubicación especial que atienda las necesidades individuales de aprendizaje del niño fuera del aula regular.

Los adultos con el TDA/H pueden beneficiarse de aprender a estructurar su ambiente. Además, los medicamentos que son efectivos para el TDA/H durante la niñez también parecen ser útiles para los adultos que presentan el TDA/H.
El Pronóstico
Hasta el 67 por ciento de los niños continuarán experimentando síntomas del TDA/H en la adultez. Sin embargo, con una identificación y tratamiento temprano, los niños y los adultos pueden ser exitosos. Los estudios muestran que los niños que reciben tratamiento adecuado para el TDA/H tienen menos problemas con la escuela, con los compañeros y con el abuso de sustancias, y exhiben un mejor funcionamiento general al compararse con aquellos que no reciben tratamiento. En la adultez, escasamente una tercera parte de los individuos con el TDA/H llevan vidas normales, mientras que la mitad aún tiene síntomas que pueden interferir con sus relaciones familiares o con su ejecución laboral. Sin embargo, los problemas severos persisten en al menos el diez por ciento de los adultos

 
www.tdah.com.mx/index.php?option=com_ponygallery&Itemid=69
¿Recuperar clave?

www.tdah.com.mx
TDAH